Biden Declara Zona de Desastre Mayor en un Nuevo Estado 

El presidente Joe Biden declaró una zona de desastre mayor en un nuevo estado, a fin de proveer recursos federales para la recuperación del territorio luego de las recientes lluvias que afectaron gran parte de Estados Unidos.

Ahora, el gobierno responde a la solicitud de la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, para realizar la declaración y apoyar a los condados de ese estado que sufrieron fuertes inundaciones y tormentas severas entre el 9 y el 10 de julio.

Hochul confirmó la noticia en sus páginas oficiales, añadiendo que “estoy agradecida con el presidente Biden por aprobar la solicitud. Mi administración trabajará directamente con la FEMA en las próximas semanas para asegurar que los gobiernos locales cuenten con los fondos para la recuperación”.

Tras la aprobación de la zona de desastre mayor, Lai Sun Yee fue nominada por la FEMA para coordinar las operaciones de recuperación y reconstrucción en 8 condados neoyorquinos.

El objetivo de la agencia será proveer de fondos federales a los gobiernos locales y tribales, así como a ciertas organizaciones sin ánimo de lucro en Clinton, Dutchess, Essex, Hamilton, Ontario, Orange, Putnam, y Rockland.

No obstante, explica el anuncio federal, más condados podrían ser incluidos en la zona de desastre en la medida en que se evalúen los daños a lo largo de Nueva York.

Con los fondos, las instituciones y gobiernos solicitantes en el área afectada podrán cubrir los gastos de los trabajos de emergencia, la reparación de las estructuras, carreteras y puentes dañados y la recogida de escombros.

La declaración de desastre también permitirá que se aprueben y financien medidas para la mitigación de peligros en todo el estado.

👉  Miles de Vuelos Cancelados o Retrasados en Estados Unidos 8 de Agosto

Las lluvias que afectaron al estado entre el 9 y el 10 de julio provocaron, según estimaciones oficiales, unos 100 millones de dólares en daños.

Durante ambos días la región del centro del Hudson reportó más de 8 pulgadas de lluvia y condados como Ontario tuvieron registros de más de 5 pulgadas de precipitación.

Las tormentas prosiguieron durante el 10 y el 11 de julio, aumentando la ocurrencia de inundaciones en la región norte de Estados Unidos y provocando destrozos a la infraestructura en numerosas ciudades de Nueva York.

Deja un comentario