Vehículos en Estados Unidos Podrían Consumir Menos Combustible

Los vehículos en Estados Unidos podrían consumir menos combustible para 2032 con una nueva regulación propuesta por la administración del presidente Joe Biden.

La propuesta fue presentada por la Administración Nacional de Seguridad en Carretera (NHTSA) e indica que esta tendrá alcance a largo plazo.

Según la agencia, con la medida, los vehículos del país incrementarían su eficiencia en el consumo de combustibles en un 2 % anual para automóviles de pasajeros y un 4% en camionetas ligeras hasta 2032, así como un 10% para los camiones comerciales.

Ello representa un aumento de hasta un 18% para los nuevos vehículos entre 2027 y 2032 que podrían ahorrar entre 43.4 y 58 millas por galón (mpg) dependiendo del tipo de automóvil.

De acuerdo con la Administradora de la NHTSA Ann Carlson, “los nuevos estándares que proponemos avanzarán nuestra seguridad energética, reducirán las emisiones peligrosas y ahorrarán dinero a familias y dueños de negocios”.

Los datos ofrecidos por la agencia en la propuesta incluyen posibles beneficios a largo plazo para la economía estadounidense hasta 2050 con el ahorro de 88.000 millones de galones de gasolina y la prevención de 900 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera.

En tanto, los consumidores podrían ahorrar en gasolina y combustible casi $50.000 millones de dólares durante el tiempo de vida de sus vehículos.

De esa manera, la agencia espera exceder costos por más de $18.000 millones de dólares, siempre que la propuesta se acepte sin cambios en el plazo de 60 días de revisión pública.

La propuesta mejoraría el estándar vigente aprobado previamente por Biden de 36.75 mpg para los próximos tres años, aunque todavía debe alinearse con otras regulaciones ya presentadas por la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

👉  Anuncian Acciones para Reforzar la Ciberseguridad en Escuelas K-12 de Estados Unidos

Carlson indicó que ambas agencias coordinarán sus esfuerzos para optimizar sus regulaciones manteniendo los costos de aplicación lo más bajos posible.

No obstante, los especialistas de las compañías automovilísticas señalan que la NHTSA no toma en cuenta los vehículos eléctricos a la hora de presentar sus normas, mientras que la EPA sí.

Esto provoca, que juntas exijan la introducción de vehículos eléctricos en el 67% del mercado para 2032, a fin de alcanzar el consumo de combustible mínimo requerido para cumplir con los estándares.

Por tal motivo empresas como Toyota, Ford y General Motors han solicitado que se redacten las leyes finales de forma tal que sean complementarias.

Deja un comentario