¿Cómo Aliviar la Carga Fiscal en Estados Unidos?

Si estás considerando ahorrar dinero de tus obligaciones fiscales, tal vez te interese saber sobre dos de los métodos más comunes para hacerlo.

Las deducciones fiscales y los créditos fiscales son maneras de, en el primer caso, reducir la renta imponible y, en el segundo caso, disminuir la propia obligación fiscal.

Aunque parecen similares, funcionan de manera distinta y es recomendable acudir a un profesional de la rama financiera para planificar con eficacia los impuestos

En este artículo te contamos lo que debes saber para diferenciar ambos métodos y sacarles el máximo de ahorro a tus obligaciones fiscales.

¿Qué son las deducciones fiscales (Tax Deductions)?

Las deducciones fiscales sirven para reducir la renta imponible en el año mediante el método estándar o el detallado.

Como su nombre lo indica, el método estándar es el más común y se puede solicitar de manera automática.

La cantidad a deducir de la renta dependerá del estado civil del solicitante. Por ejemplo, una pareja casada que realiza la declaración de impuestos conjunta, recibe mayor deducción estándar que un contribuyente individual.

En caso de que ciertos gastos deducibles superen la cantidad de la deducción estándar, es posible solicitar una detallada.

Esto es necesario sobre todo cuando se desea deducir gastos específicos de sus ingresos o no desea acudir a la deducción estándar.

No obstante, la capacidad para deducir gastos puede verse limitada dependiendo de la condición del declarante y los ingresos que percibe.

Además, si un gasto tiene derecho a una deducción, pero también es aplicable a un crédito fiscal, pues este no puede deducirse.

¿Qué son los créditos fiscales (Tax Credits)?

Los créditos fiscales básicamente reducen la carga fiscal del contribuyente a una tasa de dólar por dólar.

👉  Conductor Estadounidense fue Suspendido de NASCAR Indefinidamente

Para tener derecho a este beneficio influyen varios factores, entre ellos la edad, la condición de declarante y los ingresos individuales o conjuntos si se trata de una pareja.

Puesto en números, si se deben $4000 y se obtiene un crédito fiscal de $2000, solo deberá pagarse $2000. En otras palabras, la reducción será igual al monto del crédito.

Algunos solo son parcialmente reembolsables, como el Crédito Fiscal de la Oportunidad Americana, mientras que otros pueden serlo en su totalidad.

Los reembolsables son aquellos que se entregan por ingresos ganados. Sin embargo, ninguno de estos créditos podrá generar obligación tributaria negativa que se utilice para incrementar el reembolso de impuestos.

Esto es: si la obligación fiscal es de 1900 dólares y el crédito fiscal es de 2000, no se deducirán de su declaración los 100 dólares sobrantes.

Deja un comentario