Estados Unidos ¿Recesión, inflación o crisis financiera?

Según algunos analistas, Estados Unidos en estos momentos está atravesando por una inflación no vista en cuarenta años. Aunque muchos se preocupan, el Presidente Joe Biden, continúa mostrando su optimismo al respecto. 

Sobre este tema estaremos abordando en este artículo, si desea saber lo que sucede en materia de economía en Estados Unidos, y si será ¿Recesión, inflación o crisis financiera? Quédese con nosotros hasta el final.

¿Qué está pasando en la economía estadounidense?

Durante el segundo trimestre de este año la economía estadounidense se contrajo en un 0,9% anual, lo que puede indicar una recesión en el país, según informo el Departamento de Comercio este jueves en Washington DC.

Según especialistas en la  materia, en los dos primeros trimestres del año en curso, la caída del producto interno bruto (PIB) en Estados Unidos indica una desaceleración de la economía, sobre todo en el primer trimestre con una contracción del 16% anual.

Esta es la inflación más alta de las últimas cuatro décadas, y para contener la, la Reserva Federal el pasado miércoles decidió aumentar la tasa de interés en tres cuartos de punto por segunda vez consecutiva, aun cuando las empresas y consumidores mantienen una fuerte inflación con el encarecimiento del crédito.  

Ante esta situación, el presidente Joe B. Biden, al igual que los asesores de la Casa Blanca, se resisten a admitir que exista una recesión en el país.

En una alocución este jueves, el presidente Biden, en un afán de defender la fortaleza de la economía anglosajona propone medidas para detener esta inflación y responder “con hechos sobre el estado de la economía”.

Y propone un debate sobre si el país está en recesión, a pesar de que entre abril y junio hubo una disminución del 0,2% del Producto Interno Bruto.

Al respecto señala, y cito:

Mi plan económico está centrado en bajar la inflación sin renunciar a las ganancias económicas que hemos conseguido”. Y concluye diciendo: “Esto no suena a recesión”.

El presidente hablo de las grandes compañías en el país que en estos momentos tienen importantes inversiones e insiste en que el bajo desempleo indica que la economía se está recuperando con la creación de 9  millones de puestos de trabajo para una tasa de desempleo del 3,6%.

👉  Economía de Estados Unidos Creció en el Segundo Cuarto de 2023

Hizo alusión también a grandes compañías tecnológicas como Samsung and Texas Instruments, Intel, así como vehículos eléctricos a cargo de marcas reconocidas como la Ford, General Motors, Hyundai y Tesla, todos con inversiones de miles de millones en semiconductores.

Puntualizó que dado los altos precios del combustible, su gobierno hará una inversión para incentivar energías alternativas para tratar de mermar la inflación,  sumándole además que la Cámara de Representes aprobará una ley para impulsar la fabricación de chips.

Y hace saber que:

Después del crecimiento económico histórico del año pasado, y tras haber recuperado los empleos del sector privado perdidos durante la pandemia, no es una sorpresa que la economía se esté desacelerando a medida que la Reserva Federal actúa para reducir la inflación”.

A esto añadió que para salir reforzado de la pandemia, su país está en el camino correcto.

La desaceleración según reportes del PIB

Estos reportes según estudios del PIB, se reflejaron en la siguiente situación:

  • Disminuciones en la inversión privada en inventario (disminución en el comercio minorista sobre todo en tiendas de mercadería general)
  • El gasto del gobierno federal (la disminución del gasto no relacionado con la defensa como la venta del crudo de la Reserva Estratégica de Petróleo, ha dado como resultado la disminución en los gastos de consumo) 
  • La inversión fija residencial(en las comisiones de los corredores específicamente)
  • El gasto del gobierno estatal y local (disminución en la inversión de estructuras).
  • La inversión fija no residencial (disminuciones en estructuras y equipos compensadas por el aumento de productos de propiedad intelectual)

Todos estos ejemplos aunque en cierta medida fueron compensados por el aumento en las exportaciones y los gastos de consumo personal, provocaron una desaceleración del PIB, y aumentaron las importaciones.

👉  ¿Cómo Aliviar la Carga Fiscal en Estados Unidos?

Además, en el caso del petróleo, no hay un efecto directo en el PIB, porque el petróleo que vende el gobierno solo ingresa a los inventarios privados existentes.

En el segundo trimestre, el PIB disminuyo un 0,9% después de haber disminuido un 1,6% en el trimestre anterior, con un alza en las exportaciones y una disminución en el gasto del gobierno federal compensado por las caídas en la inversión en inventario privado, así como el gasto del gobierno estatal y local, con la disminución en la inversión fija no residencial y residencial, desacelerando de esta manera las importaciones.

La tasa anual del PIB en dólares corrientes aumentó un 7,8%, o más bien a $465. 1 mil  millones, y a un nivel de $24.85 billones en el segundo trimestre, y el PIB en el primer trimestre aumento 6,6%, o $383.9 mil millones en lo que va del año.

Aumento un 8,2% en el segundo trimestre el índice de los precios de las compras internas brutas, en contraposición a un aumento de 8,0% del primer trimestre, y también aumento un 7,1% el índice de precios de PCE con la misma tasa que el primer trimestre, sin incluir los precios de energía y alimentación que aumentaron un 4,4%, si lo comparamos con un 5,2% de aumento.

Las Rentas Personales

En el segundo trimestre los ingresos personales en dólares aumentaron a $353.000 millones en comparación con el primer trimestre que fue de $247.200 millones. 

Este aumento se reflejó en ingresos personales sobre activos e ingresos por alquileres, así como en sueldos y salarios privados, también a propietarios agrícolas y no agrícolas.

En el segundo trimestre el ingreso personal disponible aumento a $291.4 mil  millones, es decir, 6,6 por ciento, en contraposición al primer trimestre con la disminución de $58.8 mil millones o 1,3%.

Disminuyó a un 0,5% el ingreso personal disponible real si lo comparamos con la disminución del 7,8 por ciento. 

En el segundo trimestre el ahorro personal fue de $968.4 mil millones si lo comparamos con el primer trimestre que fue de $1.02 billones. 

👉  PAROLE 212(d)(5) en Estados Unidos

En el primer trimestre de este año, la tasa de ahorro personal fue de 5,6%, y en el segundo trimestre la tasa de ahorro personal fue de 5,2%, siendo este porcentaje el ahorro del ingreso personal disponible.

Con todos estos datos y porcientos, el máximo representante de la Casa Blanca minimiza el riesgo de que su país este en recesión.

Unido a toda esta información, Efe Jared Bernstein, uno de los asesores económicos del presidente Biden, señaló que “las familias no comen PIB”, por lo que hay que examinar la situación económica actual para evitar que las familias se vean afectadas en todas sus acciones diarias como alimentación, empleo, salud, viviendas  y demás.

E.Jared B. argumenta que en estos momentos existen dos factores que están en buen estado y que deberían de tenerse en cuenta; uno es la fortaleza del mercado de trabajo y el otro es el gasto de los consumidores. 

Agrega que no necesariamente la bajada leve del PIB en dos trimestres seguidos significa que el país está en recesión, sino, que según los economistas, “es una bajada de la actividad económica amplia  y persistente”, aunque sin dudas la  situación no tiene una “imagen demasiado amable”. 

Continúa diciendo Bernstein, uno de los asesores de economía del presidente, que el Gobierno está trabajando directamente con el Congreso en crear mecanismos para ayudar las familias del pueblo anglosajón que pudieran estar afectadas.

Una de estas medidas es la rebaja del precio de los medicamentos, ante esta situación de una elevada inflación en el país no vista desde el año 1981.

Aun cuando la inflación alcanzó en junio el 9,1% en Estados Unidos, el mercado laboral se mantiene en buen estado y su tasa de desempleo es de 3,6%, siendo este porciento muy bueno durante los últimos cuatro meses.

Y que a pesar de la pandemia, Covid-19, el gasto de los consumidores se mantiene en alta como una señal de reactivación económica del país.

Deja un comentario